Invertir en petróleo en 2018

En el artículo que escribí en el verano del 2017 ya hablaba de la importancia del rango que teníamos en el petróleo, un rango que se ha mantenido bastante firme durante un par de años pero que finalmente parece que se está rompiendo al alza, al superar la barrera clave de los 55 dólares (barril de Texas).

En ese momento dije que posiblemente no sería mala idea invertir en petróleo, o acciones relacionadas con el mismo, pues el mercado estaba realmente deprimido, en torno a los 47 dólares, después de unos años durísimos.

En un clima así, con toda la parafernalia del fracking y demás cuestiones negativas con el mercado del crudo, todo parecía que estábamos ante el fin de esta materia prima. Supongo que muchos pensaban que le había llegado el fin y que estábamos ante el despegue de los coches eléctricos.

Al final el precio del petróleo ha rebotado por encima de esas resistencias y está subiendo con bastante fuerza por encima de los 60 dólares.

Invertir en petróleo con la subida de tipos de la FED

Una de las claves de este pequeño ciclo – aun no podemos hablar de un gran mercado alcista – del petróleo es el hecho de que la FED ha comenzado por fin a subir tipos recientemente, que aunque parezcan subidas pequeñas son bastante significativas, ya que partíamos de niveles ridículos, en los cuáles una subida de 1 a 1,25 es más importante que una de 6 a 6,25, evidentemente.

En este escenario ya estamos hablando de que los halcones de la FED están algo preocupados con las presiones inflacionarias y tienen que intentar poner remedio a ese tema.

Esas presiones inflacionarias pueden venir, sin duda, del hecho de que el mercado del petróleo y otros de materias primas, pueden estar empezando a despertar, debido al hecho de una demanda bastante fuerte, fruto de muchos años de llenar el sistema de crédito a mansalva, y también del hecho de que la inversión en nuevos proyectos de producción ha ido disminuyendo, a pesar del fracking y otras mejores en la eficiencia en la producción.

Al final esto es la vieja historia de los ciclos especulativos de inversión, ya sea en el petróleo o en otros activos financieros.

Ahora bien, no cantemos victoria.

Que el petróleo lleve dos años buenos y parezca que se va a ir a los 70 dólares no quiere decir que tengamos asegurado un mercado alcista en el crudo para mucho tiempo y que, por lo tanto, lo mejor sería invertir en el petróleo y sus derivados.

Es decir, se podría dar el caso de que podemos tener un mercado alcista del petróleo que lleve el precio hasta los 70, 80 o 90 dólares, ¿Quién sabe?

Pero esto también podría ser cuestión de un par de años, los que tarde la FED en seguir subiendo los tipos en su “lucha contra la inflación”.

Porque lo que puede ocurrir luego de que la FED suba los tipos es que el tenga que bajar los tipos cuando el castillo de crédito empiece a hacer aguas, y en ese escenario el petróleo podría volver a bajar.

Por lo tanto, no podemos decir que invertir en el petróleo ahora sea una inversión segura al 100%.

Todo puede pasar en el futuro.

Sin embargo, en el clima actual, lo cierto es que con el crudo cotizando en máximos de dos años, tenemos un mercado que se presta a hacer trading y operaciones alcistas de corto y medio plazo, aunque a día de hoy pueda parecer un poco sobre-comprado.

Quizá hubiera sido mejor idea invertir en petróleo cuando este estaba en 47 dólares, hace cosa de 6 meses, pero claro, en esas circunstancias es difícil invertir. Casi todo el mundo invierte cuando la cosa está ya un poco más cara.

Por lo tanto, tenemos las siguientes razones para invertir en petróleo en 2018:

  • Mercado deprimido en los últimos 4 años
  • Poca inversión para futuros proyectos debido a los bajos precios
  • Subidas de tipos de la FED debido a las presiones inflacionarias

Razones para no invertir en petróleo:

  • Que siguen habiendo presiones deflacionarias a largo plazo, ya que nos encontramos en un clima de “tipos 0”

Saludos y buena inversión en petróleo.

¿Qué pasará con el fracking, energías sustitutivas y el precio del petróleo?

¿De verdad ha sido el fracking la causa de la bajada de precio del petróleo desde el 2008?

Este fenómeno del fracking es la excusa que usan muchos para explicar la bajada del precio del petróleo desde el 2008, años en los que el precio del petróleo ha cotizado a la baja.

No obstante, con una caída tan fuerte desde el 2008, la producción del shale no ha hecho sino aumentar, en un fenómeno bastante complicado de explicar.

En una de las últimas noticias sobre el sector, continua la guerra entre los productores tradicionales (OPEP) con la noticia de que los productores americanos de fracking dicen que pueden cubrir parte de la demanda incluso con la OPEP recortando la producción.

La cuestión no es tan sencilla, porque también tenemos el hecho de que las materias primas llevan en un mercado bajista enorme desde hace años, algunas de las cuales, como maíz o el trigo, sin levantar cabeza.

Teniendo esto en cuenta no es de extrañar que en medio de un mercado secular de las materias primas, que en muchos casos dura desde hace casi 10 años, el precio del petróleo se mantenga deprimido.

Sin embargo, detrás de un mercado tan bajista de las materias primas puede haber otros factores incluso más importantes, como podría ser el ciclo de crédito en el que nos encontramos.

Con un ciclo expansivo del crédito y un mercado boyante de bonos mundiales, sobre todo los del gran Imperio americano, es normal que el mercado de materias primas esté deprimido. Cosa que no esperaban muchos pues pensaban que por inundar el mundo de “liquidez”, las materias primas tendrían que subir hasta las nubes.

Eventualmente las materias primas tendrán que subir hasta las nubes.

Pero, ¿Lo hará también el petróleo?

Fracking y el precio del petróleo

Estados Unidos produccion petroleo
Imagen de tradingeconomics

El tema del precio del petróleo es complejo.

Según la lógica, mucha de la culpa de la bajada del precio del petróleo tan fuerte ha sido del fracking, el nuevo fenómeno de estos mercados que ha creado un boom en la producción de los Estados Unidos, un mercado productor que se pensaba que estaba muriendo.

Sin embargo, con este fenómeno la producción de los Estados Unidos y Canadá se ha disparado, subiendo, en el caso yanki, de los 5 millones de barriles allá por el 2006, hasta los casi 10 millones de finales del 2017, sin duda una subida impresionante.

Sin embargo, el aumento de la producción mundial de petróleo no ha subido tanto, al menos porcentualmente, desde los 82 millones de barriles del 2006 hasta los 92 del 2017.

Si a eso le sumamos el aumento enorme de la demanda, con un mundo que va aumentando de población de manera desaforada cada década, entonces debería ser una subida de producción bastante normal.

Bien, desde un punto de vista de lógica productiva, si hemos tenido un descalabro en el precio del petróleo cuando los Estados Unidos han introducido esta nueva tecnología de producción, entonces cuando el resto del mundo introdujera esta tecnología deberíamos ver una bajada de precio del petróleo mundial enorme, habida cuenta de que ello mejoraría los costes de producción de manera global.

Esto se ve así si tenemos en cuenta que el Norte de América representaba un 16% aproximado de la producción mundial del 2006, y teniendo en cuenta que con el fracking aplicado a aumentar esa producción se ha conseguido una mejora eficiencia en la extracción de petróleo. Que es otro tema a tener en cuenta: el del coste de sacar el oro negro.

No obstante, las cifras no me cuadran.

Ni veo que el aumento en la producción estadounidense sea tan significativo a nivel mundial, ni veo que el descenso de costes de producción de fracking en ese pais también lo sea.

Otra cosa seria que dicho sistema de producción de fracking se extendiera al resto del mundo y entonces nuevas remesas de decenas de millones de barriles diarios podrían ser producidas con unos costes bastante más bajos que en la actualidad.

Es decir, si el fracking se aplicara al resto del mundo, entonces deberíamos esperar un descenso de los precios del petróleo muchísimo mayor.

Este último dato, sin duda, no es muy bueno para un precio del petróleo alto en el futuro, lo que es bueno para la sociedad, en realidad.

Sin embargo, no veo que el tema del fracking esté tan claro.

Nuevas energías y el precio del petróleo

Con esto de las nuevas energías, tenemos otro caso que no ayuda a un precio alto del petróleo a largo plazo.

Este asunto, incluso más que el fracking, amenaza a la estabilidad del negocio petrolero a largo plazo, algo que no hará mucha gracia a las Exxon o BP de turno. Aunque supongo que ellos saben por dónde irán los tiros, y puede que no sea tan malo para el petróleo.

En este caso tenemos a esa nueva “esperanza” de los coches eléctricos y tipo Tesla, que parece que puede llegar a hacerse con el control del mercado futuro de vehículos de transporte, aunque todavía está por ver esto.

Conclusión

El caso es que es un mercado que se presenta muy complejo para decidir si invertir o no de cara al futuro. Pero que muy complejo.

Estas amenazas de que el fracking y el coche eléctrico se expandan a nivel mundial pueden hacer que el precio del barril colapse de manera muy fuerte en el futuro, sin duda.

No obstante, hay que tener en cuenta un factor muy importante en el mundo de la inversión, y es que incluso si ello ocurre, por ejemplo, que los coches eléctricos se convierten en el estándar y que el transporte internacional se hace con energía eléctrica, aun así, habría un mercado mundial para el petróleo y sus derivados.

Esto es así en el mismo sentido que lo es para el maíz, el trigo, la soja, el arroz, etcétera.

Es decir, que el petróleo pasaría a ser otra materia prima con sustitutivos para muchos de sus mercados, y es que recordemos que el petróleo tiene muchos más usos que el transporte, aunque este sea el principal.

En un caso así, también ocurriría la producción de petróleo caería de manera dramática, sobre todo en el caso de una energía sustitutiva. En el caso de que el frackins se expanda de manera global, lo que ocurriría es que habría un cambio en la estructura de producción global, con lo que en un principio los precios tenderían a bajar mucho, tal y como ha ocurrido los últimos 9 años y más tarde, cuando la oferta y la demanda se ajustaran volvería a haber grandes mercados alcistas, tal y como los puede haber en el azúcar, a pesar de tener tantos sustitutivos o ser tan vilipendiada por los consejos de salud del mundo.

La verdad que es un tema muy interesante y que da para mucho hablar.

Qué ocurrirá o no con el precio del petróleo en los próximos años no es algo que muchos puedan saber con certeza.

¿Viviremos un colapso del crédito acompañado de un mercado bajista dantesco en el petróleo?

O ¿Acabaremos viendo como un colapso de crédito acaba en una crisis hiperinflacionaria que lleve al petróleo a cifras nunca vistas?

O ¿Provocará el fracking un descenso a largo plazo en los precios mundiales una vez que los países de Oriente Medio y Asia adopten esas tecnologías de manera plena?

O ¿Acabaremos viendo un gran colapso del petróleo y las petroleras cuando el fenómeno Tesla se expanda a casi todas las ramas relacionadas con el crudo?

Hagan sus apuestas.

¿Por qué las crisis geopolíticas no afectan más al precio del petróleo?

El precio del petróleo sigue en estado de coma de los últimos años, en su mercado lateral que va ya camino de los dos años.

El mercado no deja de recibir noticias tanto geopolíticas como macroeconómicas, pero lo cierto es que ni las amenazas de guerra nuclear con Corea del Norte, ni la inestabilidad en Oriente Medio o los huracanes en el sur de los Estados Unidos son suficientes para desestabilizar los mercados y hacer que el precio del petróleo suba de manera decidida.

Algunos analistas dicen que el precio del petróleo podría irse a los 80 dólares próximamente.

Sin embargo, hoy tenemos al WTI yendo camino a la primera resistencia importante de los 55 dólares.

El mercado del petróleo sigue deprimido en su rango de 40 a 60 dólares

Parece que la tensión de los últimos días en el Kurdistán está haciendo que el precio del petróleo se tense un poco.

Falta ver si esa tensión será algo más serio si se produce una guerra de proporciones mayores. No obstante, ya hemos tenido gran inestabilidad política en la región en los últimos años y lo único que ha hecho el precio del petróleo ha sido bajar. Un tanto extraño, ¿no?

Se supone que debería haber ocurrido lo contrario.

Interés de las búsquedas online en google sobre el precio del petróleo desde el 2014

precio petroleo google
Como vemos el interés en el petróleo aumenta de manera dramática en granes mercados alcistas y bajistas como en 2007 y 2014, y baja en mercados más aburridos, como el actual

Inestabilidad en Oriente Medio y Venezuela y cotización del petróleo

Con inestabilidad en Irak, Siria, Norte de África, Yemen, Venezuela, etcétera, deberíamos tener un mercado con problemas en la oferta.

Lo que ocurre es que como se demuestra, la oferta se puede mantener bastante bien a pesar de esos problemas geopolíticos.

Es más, si la oferta aumenta, tal y como lo hizo en los Estados Unidos con el fracking, ni siquiera crisis regionales como las de Oriente Medio pueden afectar a la oferta mundial de manera decisiva.

Se me ocurre que solo una guerra de proporciones mayores, entre Irán y los Estados Unidos, con envolvimiento de Rusia y otros países podría hacer que el precio del petróleo se disparase realmente.

Por lo que veo, todas estas pequeñas guerras nacionales y regionales poco han afectado a este mercado.

Por ejemplo, veamos algunas de las guerras que han afectado a la región en los últimos años:

  • Guerra de Yemen del 2015 hasta el presente. Como vemos, desde que comenzó esta guerra el precio del petróleo ya había colapsado y ni siquiera con la misma ha subido nada. Bien es cierto que Yemen no es un país clave en la producción de petróleo, pero no deja de ser un vecino prioritario de Arabia Saudí e incluso esta está envuelta en la guerra civil yemeni.
  • Guerra de Siria desde 2011. Otro caso de una guerra, en este caso más importante que la anterior, cercana a productores claves de petróleo, y sin embargo, el crudo tuvo una de las mayores caídas de su historia en el 2014. Cuando menos curioso.
  • Guerra de Libia desde el 2011 hasta ahora. Otro caso de una guerra de una región petrolera la cual continuo en medio de uno de los peores mercados bajistas del petróleo en la historia.
  • Crisis de Venezuela desde hace varios años. En este caso tenemos un país reconvirtiendo su economía al comunismo, con lo que en cierto modo es entendible que su producción petrolera ha caído.

Como vemos, todos estos casos no deberían contribuir a una mayor producción mayor, y aunque no son productores mayores, salvo Venezuela, no es algo que debería contribuir a una caída del petróleo tan grande como la vivida en 2014.

Ahora bien, tenemos que verlo desde otra perspectiva.

La misma es que el petróleo tuvo un mercado alcista con características de burbuja el cual paso de 10 dólares a 150 desde el 1999 hasta el 2007, coincidiendo con el boom de la demanda global y en particular de China.

El colapso posterior tuvo mucho que ver con la “vuelta a la normalidad” y en parte por el “fracking americano”.

En cuanto a las crisis geopolíticas, lo cierto es que el colapso de la demanda o del excesivo precio del petróleo, creo que es algo que fue más causa que efecto de dichas crisis.

Por ejemplo, la guerra civil de Yemen, bien podría estar influida por un colapso de los precios petroleros y un aumento en la tensión económica y social del país, lo que sin duda contribuiría a una mayor desestabilización nacional.

Si a esto le unimos población afín a Irán y población afín a Arabia Saudí, dos enconados enemigos, pues tenemos como resultado un enfrentamiento fratricida en el país.

Lo cierto es que la gran crisis de los últimos años en el petróleo poco tiene que ver con los problemas políticos de Oriente Medio, siendo más bien lo contrario:

Que los problemas políticos de oriente Medio y otras regiones, tienen mucho que ver con el colapso del precio del petróleo; y si no que se lo pregunten a Venezuela.

Todo esto es un ejemplo de que en realidad lo que verdaderamente mueve los precios de los activos está más relacionado con los mercados monetarios y de crédito mundiales.

Precio petróleo agosto 2017

El precio del petróleo sigue estando deprimido en este mes de agosto, el cual está siendo bastante negativo para el petróleo, con presión a la baja.

Si vemos el grafico de largo plazo podemos ver claramente como el petróleo sigue cotizando en el rango de los últimos meses, entre los 40 y los 55 dólares, sin que parezca que el precio decida irse definitivamente a ningún lado.

cotizacion petroleo 2017

Este tanto sigue marcando la clave para los siguientes meses y años, y cualquier tentativa de que dicho canal se rompa habrá que seguirla con atención, ya que el siguiente gran mercado alcista o bajista llegara por la ruptura sin paliativos de ese rango.

Como vemos en el grafico, estamos ante un rango de libro, el cual es tan largo ya que la media móvil de 200 sesiones no nos dice demasiada cosa, pues el mercado ha estado cotizando de manera horizontal, el peor tipo de mercado para una media móvil.

Invertir en petroleo

Si bien, la media móvil nos sigue diciendo que el activo esta en terreno negativo, ya que permanece por debajo de dicha media móvil.

Esto, mas el hecho de que la tendencia de segundo grado esta negativa nos dice que es un activo que no ofrece muchas oportunidades a corto plazo.

Sin embargo, a largo plazo creo que sigue presentando una gran oportunidad de comprar, pues con el precio tan deprimido en los últimos 4 años, parece difícil que el precio del barril siga bajando de manera similar en el futuro.

Aunque aquí todavía no tenemos que descartar un mercado bajista importante a medio plazo, que podría llevar el crudo a los 15 o incluso 10 dólares, en lo que sería una capitulación en toda regla y un momento excelente para invertir en los activos relacionados con el petróleo debido a que estarían cotizando en precios muy atractivos.

Lo que sí parece claro es que comparativamente, es mejor comprar acciones del sector petrolero y de gas que del mercado general a largo plazo.

Como vemos, los últimos años, la divergencia en rentabilidad ha sido enorme, con un retorno bastante pobre del sector de energía.

No obstante, siempre hay que tener cautela con este sector, y nunca invertir todo en la misma cesta, ya que no se sabe lo que puede acabar pasando con los futuros desarrollos en tecnologías verdes y eléctricas, con el indudable impacto que ello tendrá en el mercado de petróleo mundial.

acciones petroleras comprar

Ahora muchos hablan de “peak demand”. Antes todo el mundo hablada del “peak oil”.

Si hiciéramos caso de los defensores del primero el precio del petróleo caería a 0, si seguimos a los del segundo, el precio subiría al infinito. Un interesante debate, ¿No crees?

¿Cómo va el mercado del petróleo?

A pesar de todo el miedo y las noticias relacionadas con el “fin del mundo” y del petróleo que siempre vemos y hemos visto durante la última década lo cierto es que este verano ha visto como la oferta de petróleo ha crecido de manera global, con más de 700.000 barriles al día mas.

Lo curioso es que la producción ha aumentado en países inestables políticamente como Libia, aunque las noticias sobre los problemas de la misma siguen trayendo quebraderos de cabeza sobre las posibles consecuencias de un revés en la producción de ese país.

Lo que parece que sigue dominando el mercado a corto y medio plazo son los avances tecnológicos en la producción del oro negro, pues las técnicas de fracking se han expandido aun mas llevando a la producción hasta los niveles actuales.

Lo lógico es que con los precios actuales, tan bajos, las compañías y los países no estén tan interesados en invertir en posibles instalaciones y proyectos.

Esto es lo que sigue ocurriendo de manera natural en los mercados y productores clásicos y “tradicionales” del Medio Oriente y de la OPEP.

Sin embargo, los Estados Unidos y otros productores más atrevidos siguen liderando el panorama de la producción mundial, con el aumento radical de la producción fracking que hace que proyectos que no sean tenidos en cuenta para extracción tradicional, sean tomados de inmediato con beneficios recurrentes en el escenario del fracking.

Pero esto no tiene sentido, ¿No?

¿Cómo es posible que pueda haber gran interés en producir incluso en fracking con un precio del petróleo tan bajo?

Lo que parece claro es que, eventualmente, con el precio tan bajo del petróleo y el escaso interés por los productores tradicionales por aumentar la producción, algún día tengamos que ver un incremento del precio en el mercado, lo que haría ganar gigantescas cantidades de dinero a las grandes empresas relacionadas con el fracking. Pues una cosa está clara: si son capaces de ganar dinero con el petróleo a 50 USD, ¿Qué no harán cuando este a 100?

No obstante, a pesar de que con los precios tan deprimidos y tanto hablar del fracking, soy de la opinión que eventualmente, por una razón o por otra, veremos cómo aumenta el precio del crudo.

Después de todo, casi todo el mundo en el 2008 pensaba que el petróleo se iba a los 300 dólares.

Y mira donde está ahora.

Ahora bien, hay otra cosa que me causa curiosidad y es el hecho de que si el resto del mundo, incluida Rusia, Arabia Saudí y el resto de productores son capaces de aplicar el fracking de igual manera que los Estados Unidos, eso significaría que en el mundo habría petróleo por tiempo casi indefinido, y a precios irrisorios, ¿No?

No sé, a mi me da que con este tema no nos lo están contando todo.

Ya veremos.

Noticias curiosas de petróleo en este mes de agosto:

El hedge fund manager Pierre Andurand predice que el petróleo subirá a 100 USD el barril para el 2020, ya que la demanda eventualmente sobrepasara todos los esfuerzos de la industria americana. Una de las razones fundamentales es el hecho de que cada vez hay menos proyectos; lo que no nombre antes, y esto, tarde o temprano, se tendrá que notar.

Otra cosa que no podemos olvidar es el hecho de que las crisis geopolíticas están aumentando en el mundo de manera dramática.

Por ejemplo, la crisis de Venezuela amenaza a la producción de petróleo de ese país, cosa que muchos dicen que puede llevar el precio del petróleo a los 80 USD.

Esto no es todo, ya que con lo que ocurrió hace no mucho en Oriente Medio, imagina que podría pasar si hubiera una revolución o algo importante en Arabia Saudí, por ejemplo, país que está rodeado de regímenes inestables.

Por un lado tenemos el bando de los precios bajos para siempre en el petróleo: coches eléctricos y fracking y por otro el de un mercado deprimido: baja inversión en proyectos.

¿Qué acabara por imponerse en los próximos años?