Invertir en petróleo en 2018

En el artículo que escribí en el verano del 2017 ya hablaba de la importancia del rango que teníamos en el petróleo, un rango que se ha mantenido bastante firme durante un par de años pero que finalmente parece que se está rompiendo al alza, al superar la barrera clave de los 55 dólares (barril de Texas).

En ese momento dije que posiblemente no sería mala idea invertir en petróleo, o acciones relacionadas con el mismo, pues el mercado estaba realmente deprimido, en torno a los 47 dólares, después de unos años durísimos.

En un clima así, con toda la parafernalia del fracking y demás cuestiones negativas con el mercado del crudo, todo parecía que estábamos ante el fin de esta materia prima. Supongo que muchos pensaban que le había llegado el fin y que estábamos ante el despegue de los coches eléctricos.

Al final el precio del petróleo ha rebotado por encima de esas resistencias y está subiendo con bastante fuerza por encima de los 60 dólares.

Invertir en petróleo con la subida de tipos de la FED

Una de las claves de este pequeño ciclo – aun no podemos hablar de un gran mercado alcista – del petróleo es el hecho de que la FED ha comenzado por fin a subir tipos recientemente, que aunque parezcan subidas pequeñas son bastante significativas, ya que partíamos de niveles ridículos, en los cuáles una subida de 1 a 1,25 es más importante que una de 6 a 6,25, evidentemente.

En este escenario ya estamos hablando de que los halcones de la FED están algo preocupados con las presiones inflacionarias y tienen que intentar poner remedio a ese tema.

Esas presiones inflacionarias pueden venir, sin duda, del hecho de que el mercado del petróleo y otros de materias primas, pueden estar empezando a despertar, debido al hecho de una demanda bastante fuerte, fruto de muchos años de llenar el sistema de crédito a mansalva, y también del hecho de que la inversión en nuevos proyectos de producción ha ido disminuyendo, a pesar del fracking y otras mejores en la eficiencia en la producción.

Al final esto es la vieja historia de los ciclos especulativos de inversión, ya sea en el petróleo o en otros activos financieros.

Ahora bien, no cantemos victoria.

Que el petróleo lleve dos años buenos y parezca que se va a ir a los 70 dólares no quiere decir que tengamos asegurado un mercado alcista en el crudo para mucho tiempo y que, por lo tanto, lo mejor sería invertir en el petróleo y sus derivados.

Es decir, se podría dar el caso de que podemos tener un mercado alcista del petróleo que lleve el precio hasta los 70, 80 o 90 dólares, ¿Quién sabe?

Pero esto también podría ser cuestión de un par de años, los que tarde la FED en seguir subiendo los tipos en su “lucha contra la inflación”.

Porque lo que puede ocurrir luego de que la FED suba los tipos es que el tenga que bajar los tipos cuando el castillo de crédito empiece a hacer aguas, y en ese escenario el petróleo podría volver a bajar.

Por lo tanto, no podemos decir que invertir en el petróleo ahora sea una inversión segura al 100%.

Todo puede pasar en el futuro.

Sin embargo, en el clima actual, lo cierto es que con el crudo cotizando en máximos de dos años, tenemos un mercado que se presta a hacer trading y operaciones alcistas de corto y medio plazo, aunque a día de hoy pueda parecer un poco sobre-comprado.

Quizá hubiera sido mejor idea invertir en petróleo cuando este estaba en 47 dólares, hace cosa de 6 meses, pero claro, en esas circunstancias es difícil invertir. Casi todo el mundo invierte cuando la cosa está ya un poco más cara.

Por lo tanto, tenemos las siguientes razones para invertir en petróleo en 2018:

  • Mercado deprimido en los últimos 4 años
  • Poca inversión para futuros proyectos debido a los bajos precios
  • Subidas de tipos de la FED debido a las presiones inflacionarias

Razones para no invertir en petróleo:

  • Que siguen habiendo presiones deflacionarias a largo plazo, ya que nos encontramos en un clima de “tipos 0”

Saludos y buena inversión en petróleo.